La oración simple y compuesta

La oración es una estructura lingüística con sentido completo organizada en torno a un verbo.

a) Come.
b) La chica a la que conocí cuando estuve en Roma ha venido esta mañana porque quiere conocer a mi familia.

Tanto a) como b) son oraciones: están formadas por elementos lingüísticos, tienen sentido completo y están organizadas en torno a un verbo, en este caso, come y ha venido.

c) Ya basta.
d) Adiós, hasta pronto.
Estos dos últimos ejemplos también son estructuras lingüísticas con sentido completo, pero carecen de verbo: son frases, no oraciones.

 Oración simple y oración compuesta

Las oraciones simples tienen un solo verbo y las oraciones compuestas, dos o más verbos. Los ejemplos a) y b) del apartado anterior son ejemplos de estos tipos, a) oración simple, y b) oración compuesta.

La oración principal OP es la que no depende de otro elemento (verbo o sustantivo) al que califica y determina. Se caracteriza por tener un verbo, probablemente sujeto y tal vez algunos complementos.

b) La chica a la que conocí cuando estuve en Roma ha venido esta mañana porque quiere conocer a mi familia.

Sujeto La chica a la que conocí cuando estuve en Roma
Verbo ha venido
CoD
CI
CC esta mañana
porque quiere conocer a mi familia.

La oración subordinada OS, al igual que la principal, se caracteriza por tener un verbo, probablemente sujeto y tal vez algunos complementos. Pero no es independiente sino que forma parte de otra oración (principal) en la que desempeña alguna de las funciones típicas de los sustantivos, adjetivos o adverbios.

Sujeto La chica a la que conocí cuando estuve en Roma
Verbo ha venido
CoD
CI
CC esta mañana
porque quiere conocer a mi familia.

En la frase anterior tenemos cuatro oraciones subordinadas.

– la que conocí cuando estuve en Roma
– cuando estuve en Roma
– porque quiere conocer a mi familia.
– conocer a mi familia.

Como podemos ver, estas oraciones forman parte de otra oración, no son principales sino subordinadas.

1. la que conocí cuando estuve en Roma. Oración subordinada adjetiva. Es adjetiva porque caracteriza y define, como los adjetivos, a un sustantivo: la chica.

La chica ->

Sujeto -í (yo)
Verbo conocí
CoD a la que (a la chica que)
CI
CC cuando estuve en Roma

2. cuando estuve en Roma. Oración subordinada adverbial temporal. Es adverbial (temporal) porque define, como los adverbios temporales, al verbo, conocí.

Conocí cuando ->

Sujeto -e (yo)
Verbo estuve
CoD
CI
CC en Roma

3. porque quiere conocer a mi familia. Oración subordinada adverbial consecutiva. Es adverbial porque define al verbo, por qué sucede lo indicado por el verbo ha venido.

Ha venido porque ->

Sujeto -e (ella)
Verbo quiere
CoD conocer a mi familia
CI
CC

4. conocer a mi familia. Oración subordinada sustantiva objetiva. Es sustantiva porque funciona donde normalmente tendríamos un sustantivo, en la función de CoD.

Quiere ->

Sujeto -e (ella)
Verbo conocer (coinciden los sujetos del verbo subordinado con el del verbo principal del que depende –quiere- , por eso en infinitivo)
CoD a mi familia
CI
CC
 Verbo principl y verbo subordinado

El verbo principal VP será el de la oración principal; el subordinado VS, el de cada una de las oraciones subordinadas que incluya la oración principal.

b) La chica a la que conocí cuando estuve en Roma ha venido esta mañana porque quiere conocer a mi familia.

Verbo principal (VP) Ha venido
Verbo(s) subordinado(s) (VS) Conocí
Estuve
Quiere
Conocer

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*