▷Dinosaurios marinos y acuáticos

Las clases de dinosaurio marino:

Esta sección  de información sobre las clases de dinosaurios marinos y acuáticos, En Mesozoic Blog repasaremos toda actualidad informativa sobre dinosaurios así como las distintas clases de reptiles gigantes acuáticos que poblaron los Océanos, mares, ríos y lagos del planeta. Ya que es complicado y existe una polémica sobre el termino “Dinosaurio acuático” no podemos asegurar que fueran verdaderos dinosaurios. Aunque los científicos no se ponen de acuerdo nosotros los trataremos como dinosaurios marinos en nuestra web. Entre ellos recordaremos a los grandes Ictiosaurios que poblaron el Cretácico hace 110 millones de años y eran parecidos a los delfines. Los Plesiosaurios del periodo Triásico y que todos reconocemos ya que se parece al monstruo del lago Ness. Ademas hablaremos de los Pilosaurios uno de los dinosaurios mas grandes y los Thalattosaurios cuyo nombre significa “lagartos del océano” y que son parecidos a los tritones. Ademas encontrarás artículos de información de saurios marinos sin olvidarnos de otras especies como los Cetáceos, los Euriptéridos, los placodontos, los Testudines, los redlíquidos. Y los Lamniformes entre los que destacan un grupo de tiburones gigantes llamados Megalodon que podían alcanzar hasta 20 metros.

Ictiosaurio

  • Ictiosaurio
  • Período: Esta especie vivió durante el período Jurásico, entre 200 y 190 millones de años atrás.
  • Ubicación: A partir de los hallazgos de fósiles se ha determinado que la especie habitó en varias partes de los océanos en todo el mundo.
  • Dieta: Carnívoro.
  • Longitud: 1,83 metros.
  • Peso: Entre 81 y 92 kilogramos.

El Ictiosaurio, cuyo nombre significa lagarto pez, fue un reptil acuático que habitó los océanos de la Tierra en el Jurásico, entre 190 y 200 millones de años atrás.

A partir del estudio de sus fósiles se ha determinado que un ejemplar podía crecer hasta 1,83 metros de alto, y pesar hasta 92 kilogramos. Por su apariencia física, debido a las similitudes existentes, podría pensarse que el ictiosaurio fue el antepasado de los delfines modernos. Los huesos de sus oídos y sus ojos eran grandes, lo cual inclina a pensar que tenía gran agudeza en ambos sentidos.

Asimismo, su anatomía le permitía alcanzar presumiblemente velocidades en el nado de hasta 40 kilómetros por hora y capturar las especies que integraban su dieta carnívora, mayormente peces.

El hallazgo de algunos fósiles con crías dentro inclina a pensar que el ictiosaurio no ponía huevos como otros reptiles, sino que paría a sus descendientes.

Askeptosaurus

  • AskeptosaurusPeríodo: Mediados del período Triásico, entre 235 y 225 millones de años atrás.
  • Ubicación: Varias partes de Europa, a partir del hallazgo de fósiles.
  • Dieta: Carnívoro.
  • Longitud: 1,83 metros.
  • Peso: entre 23 y 32 kilogramos.

El Askeptosaurus habitó las aguas europeas durante el período Triásico, aproximadamente hace unos 220 millones de años. Formaba parte de una familia de reptiles diápsidos, llamados Thalattosaurus.

Los principales hallazgos de fósiles se han producido en países europeos como Italia y Suiza, aunque esto no descarta que además de Europa se hayan adentrado en otras aguas.

El Askeptosaurus era muy similar en sus hábitos y rutinas a los reptiles acuáticos de hoy día. Mayormente estaban sumergidos en el agua e incursionaban en la tierra solo para depositar sus huevos.

En cuanto a su físico, era de constitución esbelta, con un cuello, cuerpo y cola largos, lo que sugiere que quizás se moviese en el agua tal cual lo hacen las anguilas, y que pudiese sumergirse a grandes profundidades para capturar peces y otras especies integrantes de su dieta carnívora.

Elasmosaurus

  • ElasmosaurusPeríodo: Finales del período Cretácico (70 millones de años atrás).
  • Ubicación: Océanos de todo el mundo.
  • Dieta: Carnívoro.
  • Longitud: 13,72 metros.
  • Peso: De dos mil a tres mil kilogramos.

Esta especie, cuyo nombre significa “lagarto cinta”, nadó por océanos de todo el orbe durante el período Cretácico, hace aproximadamente 70 millones de años atrás.

Formaba parte de la familia Elasmosauridae, integrada por reptiles marinos de cuellos muy largos. Los estimados dan cuenta de que ejemplares de Elasmosaurus podían alcanzar una longitud de 13,72 metros y pesar entre dos mil y tres mil kilogramos.

Como rasgos distintivos de la anatomía o constitución del animal pueden señalarse las 71 vértebras cervicales de su cuello, su cráneo ligeramente plano, sus dientes cónicos y largos, sus aletas en forma de remo y su corta cola; atributos todos útiles para el nado y la pesca de especies menores, integrantes de su dieta carnívora.

Megalodón

  • Período: Hace entre 28 y 2 millones de años, entre el Oligoceno y el Pleistoceno
  • Ubicaciones fósiles: En todos los océanos
  • Orden: Lamniformes
  • Longitud aproximada: Entre 14 y 20 metros
  • Peso aproximado: 50 toneladas
  • Dieta: Carnívoro

Nos encontramos con una de las especies de tiburón que vivió durante más tiempo en los mares, algo que consiguió gracias a su fortaleza física, si capacidad para adaptarse y claro está, un instinto asesino que le hacía ser uno de los depredadores prehistóricos más letales que se encontraban en el mar. Habitó los mares y océanos en la Era Conozoica, hace alrededor de 2,6 millones de años teniendo su nombre un significado que lo definía por completo. El megalodón significa “diente grande” ya que sus dientes podían medir alrededor de los 20 centímetros y estaban confeccionados para devorar y destrozar a sus víctimas. Se ha constatado que cuenta con una estructura de dientes muy parecida a la del tiburón blanco y durante su vida va desprendiéndose de sus dientes, volviéndoles a nacer otros nuevos con más fuerza. Si comparamos la mordida del Megalodon con la del Tiranosaurio Rex, podremos comprobar que la de este animal marino es hasta 5 veces más fuerte que la del reptil pudiendo alimentarse de prácticamente cualquier animal. Su extinción está relacionada con la falta de ballenas prehistóricas, que constataban su principal fuente de alimento, y al no existir estas, se fueron extinguiendo los megalodones.

Liopleurodon

  • Período: Hace entre 162 y 144 millones de años, en el Jurásico
  • Ubicaciones fósiles: Francia
  • Orden: Pliosauridae
  • Longitud aproximada: 30 metros
  • Peso aproximado: 75-150 Toneladas
  • Dieta: Carnívoro

Si deseas encontrar a uno de los animales carnívoros más grandes de la Tierra, tendrías que echar la vista atrás unos 165 millones de años para encontrarte con el Liopleurodon el cual era capaz de medir más de 30 metros y pesar hasta 150 toneladas. Se trata de un dinosaurio acuático que rivalizaba con otros animales, y que era el terror de los mares ya que además de contar con una gran boca con afilados dientes, era capaz de moverse ágilmente debajo del agua, girando e impulsándose hacia su presa, algo que les daba poca opción de vida. Este tamaño y esta facilidad de caza conseguía que incluso los depredadores más feroces se incluyesen como dieta en su alimentación diaria. Se trata de un animal que tenía que comer constantemente, por lo que cuando empezó a escasear presas del tamaño necesario para su supervivencia, empezó a extinguirse.

Kronosaurus

  • KronosaurusPeríodo: Hace entre 125 y 97 millones de años, en el Cretácico inferior y superior
  • Ubicaciones fósiles: Australia y Sudamérica
  • Orden: Plesiosauria
  • Longitud aproximada: 10,5 metros
  • Peso aproximado: 12 toneladas
  • Dieta: Carnívoro

El nombre de este gran lagarto le vino por el dios Kronos y durante el Cretácico medio (es decir hace 110 millones de años) se encontró en los mares de la Tierra. Se dice que puede ser un pariente muy lejano de los cocodrilos ya que guardan mucha similitud tanto en lo alargado de su cuerpo, como en sus fauces. La longitud de su cuerpo era de aproximadamente unos 10 metros, aunque se han encontrado ejemplares mucho más altos. Su cabeza era muy fuerte y poderosa, algo que se apreciaba en sus mandíbulas que las utilizaba para apresar y romper los huesos de sus presas. Como dato curioso, estos reptiles han sido encontrados fosilizados con muchas piedras en su estómago, lo que hace pensar que el Kronosaurus ingería piedras o para moler el alimento que acababa de tomar y de esta manera hacer más fácil su digestión, o para que le ayudase a bucear, haciendo de contrapeso. Estos animales a pesar de encontrarse casi toda su vida en el mar, se dirigían a tierra firme para poner sus huevos, algo que también hacen las tortugas marinas actuales.

Livyatan melvillei

  • Livyatan melvilleiPeríodo: Mioceno, hace 15 millones de años.
  • Ubicaciones fósiles: Perú
  • Orden: Physeteroidea
  • Longitud aproximada: 17,5 metros
  • Peso aproximado: 30 toneladas
  • Dieta: Carnívoro

Nos encontramos con una especie que ha sido descubierta hace muy poco y que data de al menos unos 15 millones de años atrás. El Livyatan Melvillei guarda mucha relación con las ballenas, al menos en parecido y vivían lo que en su tiempo sería América del Sur. Se trataba de un animal que llegaba a los 20 metros de longitud y que era muy feroz y agresivo. Sus dientes son uno de los mayores de los que se tienen registro, con unos 36 centímetros de largo, era capaz de desgarrar cualquier carne. Su cabeza o morro es muy plano, llegando a la propia altura de la boca, con unos huesos duros y resistentes, lo que hace pensar que usara esta parte de su cuerpo tanto para golpear a sus presas, dejándolas heridas para luego devorarlas o incluso a la hora de luchar con otros machos de su especie para conseguir aparearse. En el caso de tener que enfrentarse a una gran presa, todos iban juntos hacia la misma, ocasionándole grandes daños, por lo que aquellas que no morían en el acto, lo hacían tiempo después.

Dunkleosteus

  • DunkleosteusPeríodo: Hace entre 368 y 359 millones de años, en el Devónico superior
  • Ubicaciones fósiles: Norteamérica, Europa y África
  • Orden: Arthrodira
  • Longitud aproximada: 10 metros
  • Peso aproximado: 6 toneladas
  • Dieta: Carnívoro

El Dunkleosteus era uno de los peces acorazados que vivieron hace más de 350 millones de años y que contaba con un cuerpo recubierto de grandes placas óseas que utilizaba para poder defenderse de otros depredadores, aunque también se les conoce como animales que practicaban el canibalismo, con un aspecto muy cercano a las pirañas que habitan a día de hoy nuestras aguas. Sus aletas eran cortas y muy cercanas al cuerpo, a excepción de la cola, pudiendo llegar a medir esta más de un metro, utilizándola para desplazarse a gran velocidad en cada movimiento. Uno de los rasgos más característicos de estos animales es que no contaban con dientes como podemos identificarlos, sino que se trataba de un hueso duro y muy afilado que hacia esta función y que le recubría toda la mandíbula. Eran animales muy agresivos, aunque solían encontrarse en grupos, cuando uno molestaba a otro podrían terminar en pelea o devorados por ellos mismos.

Pliosaurus

  • Período: Hace entre 155,7 y 147 millones de años, en el Jurásico superior
  • Ubicaciones fósiles: Todo el mundo
  • Orden: Pliosauridae
  • Longitud aproximada: Entre 10 y 15 metros
  • Peso aproximado: Entre 8 y 12 toneladas
  • Dieta: Carnívoro

Este ha sido uno de los dinosaurios marinos que más se han tardado en descubrir, teniendo varios nombres antes de elegirse el de Pliosaurus. Cuando se encontraron sus fósiles en una región ártica, no se sabía de qué animal se estaban enfrentando, por lo que se le denominó como Depredador X. Se trata de un reptil marino que habitó en la época del Jurásico y que gracias a su ferocidad podía alimentarse de un sinfín de animales, incluso aquellos que pudieran tener un tamaño mayor, pues sus movimientos eran rápidos y su cuerpo al ser relativamente más delgado también podía maniobrar mejor para escapar de los ataques de sus presas. Su cabeza era alargada y podía alimentarse de otros reptiles y también de peces. Se ha descubierto que su fuerza de mordida es mucho mayor que el del T-Rex, por lo que pocos dinosaurios salían con vida después de ser mordidos por esta bestia marina.

Eurypterida

  • Período: Hace unos 400 millones de años, en el Devónico Inferior
  • Ubicaciones fósiles: Alemania
  • Orden: Eurypterida
  • Longitud aproximada: 3 metros
  • Peso aproximado: 180 kilos
  • Dieta: Carnívoro

Aunque su nombre científico y técnico es el de Eurypterida, se le conoce comúnmente por el escorpión de mar. Se le denomina de esta forma debido a que contaba con un aguijón que utilizaba para dar caza y paralizar a sus presas, pudiendo después alimentarse de ellas. Su tamaño aproximado es de unos 3 metros, pudiéndose alimentar de varios peces y animales con tranquilidad. Aunque por lo que se conoce de estos animales prehistóricos marinos es que vivían en los océanos, se sabe que terminaron subiendo por las desembocaduras de los ríos, llegaron a marismas y otros lagos donde su tamaño fue reduciéndose con el paso de los años.

fuente: 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*